domingo, 27 de septiembre de 2009

La pirámide


Viaje etílico al viejo Egipto para explicar el juego de la pirámide.

Este es un juego de cartas, por lo que evidentemente necesitaremos una baraja (gran deducción).  La idea básica es repartir algunas cartas a los jugadores, y después según esas cartas coincidan o no con las no repartidas a los jugadores estos pueden mandar o beber ellos mismos (digo pueden porque no es obligatorio, algo de táctica tiene el juego).

El método que explico aquí es para 6 o menos jugadores, para más jugadores seguro que a vosotros mismos se os ocurre alguna variante (utilizando más de una baraja), dejad que vuestra imaginación trabaje.

Explicación detallada:

Cogemos la baraja y la barajamos (¿esto no lo esperabais verdad?). Después de esto damos a cada jugador dos cartas (boca abajo, solo puede verlas el jugador que las recibe). A continuación vamos a formar una pirámide de cartas sobre la mesa (de aquí el nombre del juego):

Primero colocamos 7 cartas bocabajo formando una fila, a continuación colocamos encima de esta fila otra fila de 6 cartas (colocando cada carta sobre el hueco que queda entre dos cartas de la fila inferior, ojo que por encima nos referimos a una posición superior de la mesa, no sobre las cartas en sí). Después otra fila encima de la última de 5 cartas utilizando el mismo método, después otra de 4… y así hasta colocar una última fila de una carta.

Si tras esto sobran un número de cartas tal que podemos repartir más cartas a todos los jugadores pues repartimos dichas cartas. El resultado final debe de ser que cada jugador debe de tener un número de cartas igual al resto de jugadores (2 o más cartas) y que en la mesa debemos de tener una pirámide de cartas, ejemplo de cómo debe de quedar la pirámide:



Ahora que tenemos la formación de cartas debemos de tener claro para que sirve cada fila de cartas. Según su posición una fila puede servir para mandar beber si se tiene una carta similar a alguna de las de la fila o bien para beber si se tiene alguna carta similar a las de la fila.

La primera fila (la de 7 cartas) sirve para mandar 1, la segunda fila (6 cartas) sirve para beber 2, la tercera (5 cartas) sirve para mandar 3, la cuarta (4 cartas) sirve para beber 4… y así sucesivamente hasta llegar a la última fila de una carta que sirve para mandar 7. Aquí tenéis la foto de antes con el valor de cada fila añadido:



Desarrollo del juego:

Un jugador cualquiera levanta una de las cartas de la base de la pirámide (fila de 7 cartas, habitualmente se levanta una de las cartas de los extremos), ahora se supone que todo el mundo que tiene una carta igual manda el valor de la fila (en este caso 1) por cada carta que se tenga igual a la levantada. Lo de que se supone lo digo porque se puede mandar sin tener la carta o se puede no mandar si se tiene dicha carta (cuestión táctica, lo entenderéis según vayáis leyendo).

Si alguien manda el jugador que debe de beber puede beberse lo que le han mandado sin más o puede desconfiar de que la persona que le mando tenía realmente dicha carta. Si desconfía y el jugador que le mando no tiene la carta dicho jugador (el que mando) se bebe el doble de lo mandado (en este caso 2 por cada carta). Si desconfió y el jugador tenia la carta (o cartas) debe de enseñar la carta a todos y el jugador que desconfió debe de beber el doble (en este caso 2 por cada carta).

Cuando ya han mandado todos los jugadores la carta levantada puede dejarse boca arriba en su posición o bien volver a darle la vuelta de modo que no pueda verse (según se desee, debéis decidirlo antes de comenzar la partida, personalmente recomiendo dejarla levantada) y se levanta la segunda carta de la fila y se repite el proceso, y así con todas las cartas de la primera fila. Cuando la primera fila está terminada pasamos a la segunda fila, se levanta la primera carta y aquí se supone que cada jugador debe de beber el valor de la fila (en este caso 2) por cada carta que tenga igual a la levantada. Aquí el se supone viene porque el jugador puede decidir no hacerlo. Si finalmente decide beber pues se lo bebe y no pasa nada más, si decide no beberlo cuando se levante la siguiente carta alguno de los otros jugadores puede acusarle de no beber teniendo cartas iguales a la levantada anteriormente (el acusador debe de decir cuántas cartas iguales tiene). Si la acusación es acertada (por ejemplo la anterior carta era un 7 y el jugador acusado tenía un 7) el jugador acusado debe de beber el doble del valor de la fila por cada carta acusada que tenga igual a la anterior. Si la acusación es errónea (en el ejemplo anterior no tenía ningún 7) el acusador se bebe el doble del valor de la fila por cada carta que acusara al otro jugador.

Tras esto seguimos levantando cartas hasta que se termine la segunda fila, cuando esta esté terminada comenzamos a levantar la tercera (increíble, ¿verdad?) y luego la cuarta, quinta, sexta y finalmente la séptima siempre teniendo en cuenta si en cada fila toca beber o mandar (quedaros con la copla mandar, beber, mandar, beber… y 1, 2, 3, 4…).

Como se puede observar (sé que ya os habéis dado cuenta, pero es por escribir algo) en las filas de beber solo tiene sentido beber si anteriormente hemos mandado beber con una carta similar a la levantada (sobre todo si nos desconfiaron y tuvimos que enseñar la carta). De aquí la táctica de no mandar siempre que podamos ya que si desconfían debemos de mostrar la carta a los rivales. Con esto quiero decir que igual no nos sale bien la jugada de mandar 1 si después tenemos que beber 4 y 6… .

Como podéis observar gran parte de la gracia del juego consiste en intentar memorizar que tiene cada jugador para no beber cuando nos haga un farol o bien mandarle beber cuando le corresponde y no lo hace, el problema viene a que según pasa la partida es más difícil retener la información de que tiene cada jugador.

Bueno, esto es todo con respecto a este juego, no sé si la explicación está muy bien hecha pero fijo que os apañáis, la semana que viene otro juego más, ¡hasta la próxima!.

6 comentarios:

  1. yo no termino de entender el juego......:S:S

    ResponderEliminar
  2. Básicamente es ir sacando cartas y hacer lo que toca en la fila, con el aliciente de que podemos marcarnos faroles (mandar cuando no tenemos la carta, no beber cuando la tenemos...) y desconfiar de los faroles de otros jugadores.

    ResponderEliminar
  3. jugué una vez..... y no se si tendré valor de volver a hacerlo

    ResponderEliminar
  4. este fin de semana he jugado a un juego de bebidas !!!
    mi amiga lo compro por internett!
    lo recomiendooo

    http://www.glopgame.com

    ResponderEliminar