domingo, 13 de septiembre de 2009

La palmera


Esta semana vamos a mostrar un juego para el que necesitaremos utilizar una baraja: La palmera.

Para jugarlo solamente necesitamos la susodicha baraja, un vaso de cacharro, los tipicos vasos de jugar al duro (para beber/mandar beber lo que
toque) y la bebida. Una vez que tenemos estos componentes estamos preparados para comenzar a jugar al juego.

Como jugar:

Colocamos el vaso de cacharro en el centro de la mesa (o algún lugar donde todos los jugadores puedan acceder) boca abajo (esto es, tenemos que ver el culo del vaso desde arriba). A continuación barajamos las cartas y las colocamos boca abajo alrededor del vaso de modo que rodeen a este formando un círculo. Ya sé que me estoy comenzando a explicar fatal así que aquí os pongo una foto para que lo veáis mejor:


Tras esto cada jugador (según le vaya llegando su turno) coge la carta que quiera de la mesa, la enseña, y a continuación la coloca también boca abajo (excepto si es un rey, en cuyo caso se coloca boca arriba) sobre el culo del vaso de cacharro. Si el jugador tira alguna de las otras cartas ya colocadas sobre el vaso al colocar su carta dicho jugador pierde la partida (ver premio para el perdedor), en caso contrario el jugador consulta la sección acciones de las cartas para ver qué es lo que debe de hacer.

Evidentemente la cosa no es tan sencilla como poner las cartas unas encima de otras sobre el vaso, el problema aquí es que al colocar una carta sobre el vaso al menos dos de sus esquinas no pueden estar sobre ninguna otra carta. Para que os hagáis una idea este es el aspecto de una palmera en avanzado estado de gestación:



Según la carta que saquéis en vuestro turno deberéis de hacer la acción relacionada con dicha carta:

  • Si la carta es un rey se coloca boca arriba (ojo, el rey es la única carta que se coloca boca arriba) y no pasa nada excepto si es el último rey de la baraja (esto es, el cuarto). En este caso el jugador pierde la partida (ver premio para el perdedor).
  • Si la carta es un caballo el individuo en cuestión puede hacer una pregunta, aquellos que la fallen dicha pregunta deberán de beberse uno (NOTA: Esto de la pregunta es un poco mariconada, el autor de este blog y otras celebridades del drinking opinan que es mejor convertir al caballo en la carta “todos beben”, incluido el que sacó la carta).
  • Si la carta es una sota el jugador pone una norma. Os remitimos a vuestro repertorio de normas estúpidas habitual para seleccionar una.
  • Si la carta no es una figura y además es de copas o de oros el jugador debe beberse la cantidad que indica la carta (Oh yes).
  • Si la carta no es una figura y además es de bastos o de espadas el jugador manda beber la cantidad que indica la carta (Oh yes, puede repartir o no, según le apetezca).
Para recordar mejor con que palos se manda y con cuales se bebe recordar esto: los palos con que se manda beber son aquellos con forma del miembro viril masculino (que fino).


El jugador que tire la palmera o bien saque el último rey pierde, y evidentemente tiene un premio. Dicho premio es coger el vaso de cacharro, llenarlo y bebérselo. Desde luego sería un desperdicio tener un vaso de cacharro a mano y no utilizarlo, ¿verdad?.

Y esto es todo por hoy, la semana que viene otro juego más para que no os aburráis los fines de semana. ¡Hasta la próxima!.

1 comentario:

  1. Buen juego!! jaja Mi hermana y yo hemos creado unos juegos para beber. Es una baraja de cartas con retos, preguntas, minijuegos...Si os apetece llevarlo para vuestra próxima fiesta, lo podéis comprar en: Juego para beber

    ResponderEliminar